26 de abril de 2011

Un encuentro de cannabicultores reclamó la ley de la despenalización

                                                                                 Foto: Fernando Klaus Leone
 
Lo convocaron hombres y mujeres del Conurbano sur que siembran marihuana en sus casas, con el objetivo de quitar agentes químicos de lo que consumen y evitar las redes de dilers. Ahondaron en los objetivos normativos, más el uso medicinal de la planta. Además de prepararse para la Marcha Mundial en mayo, pidieron la liberación de un compañero detenido.

Lo mejor es estar juntos, sobre todo si un par requiere comprometerse con la causa común. El Primer Encuentro Cannábico Argentino realizado en Guernica, Presidente Perón, el fin de semana último respondió a la meta de compartir información entre cultivadores sobre el uso recreativo y medicinal de la marihuana, en el marco de una normativa que criminaliza la tenencia y el consumo. La detención de Martín Faray, integrante de un colectivo jardinero del oeste bonaerense, se transformó en el epicentro del debate y en la semilla de la organización de cara a la marcha mundial del próximo 7 de mayo.
Es que desde que el joven de Villa Tesei fue detenido luego de que la Policía ingresara a su casa en respuesta a una denuncia anónima, varios de los participantes de la jornada peronense acordaron realizar guardias cotidianas en la comisaría, hasta que la jueza de Garantías de Morón Mónica López entienda que las personas que cumplieron 18 años deben tener plena libertad en el manejo de su cuerpo. La juntada también echó a girar una colecta para costear los daños del allanamiento, “que implica perder muchas cosas, tal vez tener que mudarse, quedarse sin trabajo”, describió Marcelo Coratoli, miembro de la Agrupación Cannabicultora de Zona Sur (ACZS), la entidad convocante.
Ese eje obligado por las circunstancias llevó la charla hacia uno de los puntos centrales del cronograma: la huella de la Ley 23.737 de Tenencia y Tráfico de Estupefacientes que no diferencia entre sustancias con acento químico o de daño comprobado para el organismo de una que es implementada por pacientes con VIH e hipertensión, entre otros cuadros, porque sostienen que reduce los dolores. Una norma que no criminalice el uso personal de la ‘María’ es la que esperan que sea debatida en el Parlamento Nacional.
La mesa redonda que se realizó el viernes 23 contó con Pablo Ascolani, miembro de la Asociación Rosarina de Estudios del Cannabis (Arec), y Mike Bifari, parte de la cordobesa Cogollos Argentinos. A ellos se unieron las voces de los locales y los representantes de otros puntos del mapa verde, también sostenido por la Asociación Marplatense de Cannabicultores y la de Buenos Aires. Noche de campamento mediante, el domingo dio la bienvenida al intercambio de recomendaciones y a la promesa de nuevas citas como la que ya finalizaba, en el marco de la cuarta reunión de la Coordinadora de Agrupaciones sembradoras.
“El objetivo fue continuar con la difusión e informar. Sabemos que como cultivadores estamos muy avanzados, entonces queremos una nueva ley nos alcance”, instó el militante sureño, en diálogo con LA TERCERA. Mientras, comparten flores para que los hombres y las mujeres que decidieron implementarlas como herramientas sanitarias no vean interrumpida su provisión por obstáculos vinculados con los cepos legales.
El próximo sábado 7 Plaza de Mayo se calzará la bandera de la despenalización en simultáneo con todo el planeta. La Marcha Global es un clásico de los amantes de los buenos humos y una fecha obligada para reclamar que cada quien “cultive sus derechos”.

Por Noelia Leiva

Publicado en La Tercera del 26 de abril de 2011

http://www.diariolatercera.com.ar/detalle.php?articulo=Un-encuentro-de-cannabicultores-reclam%F3-la-ley-de-la-despenalizaci%F3n&tipo=1&documento=7801&sistema=diarios

1 comentario:

Laura Cabrera dijo...

Mirá que interesante. ¿Se llegará a la despenalización? A veces no entiendo a qué le tienen tanto miedo. Me da la sensación de que es un parche más el de frenar la ley. El cultivo en las casas no es problema, el problema de fondo está en otro lado.